Comentario de Medardo Urbina Burgos

Sobre artículo científico de Gebauer y colaboradores, publicado recientemente en Chemosphere de editorial ELSEVIER.

 

El origen de la actividad salmonera en Chile

Los albores del cultivo de salmonídeos en Chile con fines industriales, se remontan a 1850, con la instalación de tímidos establecimientos más bien con fines experimentales. Esta actividad logra afianzarse y crecer importantemente en 1920 con la creación de nuevos centros de cultivo y la introducción de técnicas copiadas a los países más desarrollados en este tema, como Noruega, Francia y Suecia.

Pero fue en 1978 cuando esta actividad se instaló plenamente en nuestro territorio con la creación de SERNAPESCA (Servicio Nacional de Pesca) organismo estatal que incentivó a los particulares al desarrollo de proyectos de diversa envergadura especialmente en los canales patagónicos, de Chiloé al sur.  Este impulso provocó el veloz crecimiento de la actividad de tal modo que ya en 1985 existían 36 Centros de Cultivo con una producción anual cercana a las 1.200 toneladas, que al año siguiente  se incrementó a 2.100 toneladas, generando un ingreso económico no despreciable que hacia el año 2008 convertían a la actividad salmonera en la segunda unidad en importancia económica nacional después del cobre.

Observaciones y efectos deletéreos de la actividad sobre el ecosistema marino

Sin embargo, a  pesar de los altibajos propios de cada actividad, (incluyendo el desastre provocado por el Virus ISA a partir del año 2007) la industria salmonera continuó creciendo, casi sin ningún control estatal y la mirada de los distintos gobiernos  estaba puesta en la productividad económica,  ignorando deliberadamente los efectos que esta actividad estaba provocando o provocaría en el futuro en todo el ecosistema marino de las