Ayer llovió furiosa la tormenta

Hoy sale el sol espléndido de luz

Dichoso aroma, frescor entre las hierbas

Y aquel dulzor surgiendo entre el verdor

La suave brisa que mece los trigales

El pajarillo que trina su cantar

Nadie sabrá, pues nadie nos ha visto

Cuando el amor nacía en el trigal

 

La tarde quieta, el sol en lontananza

Coge tu ropa que tarde se ha hecho ya

Los segadores del trigo ya amarillo

¡Aquí estuvieron! Dirán…¡eso dirán!

 

Nadie lo supo pues nadie los vería

Aquella tarde de trinos y trigal

El caminillo de trigo ya aplastado

El que dejaron dichosos al pasar

 

Ayer llovió furiosa la tormenta

¿Qué tan violenta que el trigo iba a aplastar?

Ya sin espigas el trigo es el testigo

De la tormenta de amor que han de ocultar

 

Amor furtivo, amor entre tinieblas

Amor que ella no puede decir ya

Amor que él tampoco lo diría

Amor secreto que el trigo ha de contar

Nuestra Ubicación

Centro Médico Regional, Janequeo 225, Concepción.

Fono 994147519

Horarios:
Lunes a Viernes de 09:00 a 21:00 hrs.
Sábados de 09:00 a 12:00 hrs.

¡BIENVENIDOS!

Contáctenos

Visitantes

703892
Hoy
Ayer
Esta semana
Ultima semana
Este mes
Ultimo mes
Todos
68
459
1931
266554
9068
15770
703892

Su IP: 54.145.122.109
23-06-2017 03:01